Hace unos días, la Federación Valenciana de Espeleología informaba mediante un escrito del cierre mediante un vallado de la Sima del Campillo de Tous, Valencia, del 16 de Octubre al 15 de Marzo.

Y el motivo no es otro que la protección de una importante comunidad de más 1000 ejemplares de Murciélago Mediterráneo de Herradura (Rhinolophus euryale), prácticamente todos los individuos que conforman la población de esta especie en la provincia de Valencia, que eligen dicha sima para pasar el invierno.

Foto FECV

Foto FECV

Factores como la humedad, la temperatura, la cercanía de alimento, la tranquilidad y la poca presencia humana son determinantes para los murciélagos cavernícolas a la hora de buscar refugio, tal como vemos reflejado en el hecho de que la Comunidad Valenciana, pese a contar con más de 6000 cavidades conocidas, solo unas centenas están ocupadas por murciélagos y únicamente unas 30 constituyen refugios importantes.

Así que estas medidas, enmarcadas dentro del Decreto 82/2006 (Plan de Recuperación del Murciélago Ratonero Patudo y del Murciélago Mediano de Herradura en la Comunitat Valenciana) y del Decreto 36/2013 (Declaración como Zonas Especiales de Conservación –ZEC– determinados Lugares de Importancia Comunitaria –LIC– constituidos por cavidades subterráneas y se aprueba su Norma de Gestión) son de suma importancia para la conservación de estos increíbles animales, tal como demuestra el aumento de un 35% de la población de murciélagos en la CV durante 2014.

El 16 de octubre de 2014, la F.E.C.V. firmó un Convenio de colaboración con la Generalitat, a través de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, para la conservación, gestión y uso de las cavidades de interés para la conservación de hábitats y especies en la Comunitat Valenciana.