Desde Viunatura queremos enviar nuestras más sinceras condolencias a la familia del piloto fallecido en las labores de extinción de los incendios que estan asolando la Comunidad Valenciana.

Estos son días de luto para nosotros, el fuego ha calcinado miles de hectáreas del interior de Valencia en los dos peores incendios en décadas.

No solo han ardido los montes, el fuego ha masacrado miles de animales, muchos de los cuales tan solo eran crías que empezaban a vivir en libertad, siendo una especial desgracia para la Cabra Montes y el Muflón, que tenían en Cortes de Pallás una de las mayores poblaciones de España.

Y, para mayor desgracia y rabia, dos accidentes de helicóptero que se han llevado la vida de uno de los pilotos que estaba luchando contra el fuego. Nuestras más sinceras condolencias para la familia del piloto fallecido y todo nuestro apoyo a los dos heridos, esperamos que se recuperen pronto. También queremos enviar nuestro apoyo a todas aquellas personas, entre los que se encuentran amigos y compañeros, que están arriesgando su vida para detener el fuego.

Los dos incendios que azotan el interior de Valencia son resultado de negligencias. En Andilla fue una quema de rastrojos en una finca privada. En Cortés de Pallás el fuego saltó de una chispa al instalarse unas placas solares. Pero ¿Quienes son los verdaderos culpables? ¿Los dos jóvenes operarios, uno en prácticas y otro contratado en calidad de autónomo, que provocaron la chispa? ¿La empresa que les envío a realizar la instalación de las placas solares sin informarles de las medidas de seguridad que tenían que tomar ni de que el pasado jueves se estaba en alerta 3, la de máximo riesgo por peligro de incendios? ¿O el gobierno de la comunidad valenciana que con sus corruptelas y recortes en medios humanos y materiales han dejado vacía la política de prevención y extinción de incendios tal como advertía hace tan solo cinco semanas el diputado Lluís Torró en las cortes?